Euskadi se prepara para la Industria 4.0

Escrito el 08-07-2015 en Noticias - Euskadi se prepara para la industria 4.0, una nueva revolución que supondrá dar la vuelta a la fabricación tradicional y en la que no faltarán las nuevas tecnologías.

Euskadi se prepara para la industria 4.0, una nueva revolución que supondrá dar la vuelta a la fabricación tradicional y en la que no faltarán las nuevas tecnologías.

La industria vasca, uno de los motores de la economía en Euskadi y un referente no sólo a nivel nacional, sino también en el plano internacional, se encuentra en la actualidad inmersa en el proceso que le llevará a convertirse en la industria del futuro. Se está viviendo, de hecho, una revolución industrial que tendrá como resultado la conocida como Industria 4.0.

En este nuevo modelo, las TICs estarán al servicio de los procesos productivos para dotarlos de inteligencia y, consecuentemente, mejorar producción y resultados. Supondrá un giro de 180ºC para el sistema de fabricación actual, es decir, el tradicional, y vendrá de la mano de la introducción de sistemas inteligentes y nuevas tecnologías en el diseño, la fabricación o el mantenimiento. A la larga experiencia y buen saber hacer de la industria vasca se le sumarán las nuevas formas de producción supeditadas a las TICs y los sistemas inteligentes en lo que parece una fórmula de éxito asegurado

Así, todo parece indicar que nos encontramos ante la cuarta revolución industrial, caracterizada por un alto nivel de automatización y de digitalización. Por medio de redes virtuales se controlarán objetos físicos para ir transformando los centros productivos tradicionales hasta convertirlos en fábricas inteligentes. En ellas, los diferentes departamentos estarán interconectados de forma continua e instantánea.

Pero además, herramientas, máquinas, materias primas y depósitos tendrán una inteligencia añadida, lo que sumado a un sistema de comunicación a través de una red interna a su vez ligada al exterior, supondrá una gran flexibilidad en el proceso productivo, pero también ante situaciones fortuitas. La capacidad para personalizar y adaptar el producto final a los gustos de los consumidores o las nuevas circunstancias del mercado, será también mucho mayor.

Las nuevas tecnologías, además, introducirán en las fábricas nuevas herramientas logísticas y de simulación, a la vez que transformará la industria en un centro productivo que economizará energía y materias primas.

En resumen, la industria 4.0 dará en un futuro próximo lugar a plantas industriales más inteligentes y que darán una respuesta más ágil y cercana a la siempre cambiante ley de la oferta y la demanda.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y realizar un seguimiento de las visitas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookiesAceptar